El medidor de pruebas para adherencia por arranque es fácil de manejar y totalmente portátil, y además ofrece un valor numérico de la adherencia.

Procedimiento:
Se fija una sufridera de prueba al revestimiento con un adhesivo. El test incorpora un sistema de muelles que aplican una fuerza ascendente sobre la sufridera.
Cuando la fuerza separa la sufridera de la superficie, un indicador muestra en la escala el valor numérico de la adherencia expresado en la cantidad de fuerza necesaria para despegar la sufridera.