La unidad de rugosidad es la micra o micrón*.
Mediante el calco de una cinta especial logramos el micronaje de la superficie.
Se aconseja que el micronaje del perfil de rugosidad sea ¼ del total de la pintura aplicada.