El arenado es una técnica para atacar el óxido o cualquier tipo de corrosión que se quiera eliminar por medio del impacto de arena a alta velocidad sobre una superficie. Tanto en el arenado como en el granallado se puede medir el perfil de anclaje o rugosidad: es la adherencia que tiene el recubrimiento en la superficie arenada o granallada. Según el abrasivo (arena, escoria de cobre o granalla de acero) utilizado, logramos más o menos perfil de anclaje. Dicho perfil de anclaje es medido en micrones*, que varían según el abrasivo entre 40 a un máximo de 200 micrones.

Tipos de arenado

Sa 3: metal blanco

Sa 2 ½: semi blanco

Sa 2: comercial